sábado, 16 de noviembre de 2013

Un cumpleaños de miedo

Verónica cumple años en fechas cercanas a Halloween, así que su familia pensó que sería una gran idea  regalar una tarta relacionada con brujas.


En la tarta, Verónica aparece como una bruja buena, haciendo pociones con sus dos hijos, que son los duendes del bosque. 


Y además de los protagonistas de la historia, también encontramos fantasmas, murciélagos, calabazas... No falta nada.



Y como no, por dentro la tarta era roja como la sangre, de terciopelo rojo con crema de queso, una de las especialidades de "Cocer y Tartear".


No hay comentarios:

Publicar un comentario